La ministra de Trabajo, Sylvia Cáceres, informó que las empresas que despidan a un trabajador peruano para contratar a un extranjero por un sueldo menor serán sancionadas, pues se comete un acto de discriminación laboral en el ámbito del salario.

Indicó, además, que la llegada de cerca de 800 mil venezolanos a nuestro país no ha tenido un impacto significativo en el trabajo formal, sino en el informal, y principalmente en el segmento de servicios. Señaló que muchos puestos que antes eran ocupados por peruanos, han sido reemplazados por ciudadanos de Venezuela. Sobre este punto, indicó que hay cierta responsabilidad también de los empresarios, que ejercen discriminación cuando contratan a una persona por un sueldo menor.

Recordó que «independientemente de la nacionalidad, todo trabajador tiene derecho a desarrollar sus labores sin discriminación. Si los empresarios están motivando este trato diferenciado en perjuicio de los nacionales, entonces debe haber sanción y revisión desde el interior de la empresas», apuntó.

Cáceres indicó, por último, que desde su sector se están realizando inspecciones de trabajo así como tomando medidas para identificar la discriminación laboral. «Se debe generar mayor conciencia sobre la sanción efectiva ante actos discriminatorios. Pagarles menos es acto de discriminación, hay diferenciación sobre habilidades y competencias», dijo.