MÉXICO. Su vida cambió para siempre. Una madre de 27 años fue violada en dos ocasiones y por el mismo sujeto. El primer ataque sexual ocurrió en 2016 cuando subió a un taxi del municipio de Huauchinango (México) al salir de su trabajo.

Según narró a las autoridades, el taxi colectivo fue asaltado por dos delincuentes que robaron al chófer y a la mujer, a quien violaron después. Un mes después del terrible hecho la joven vio por la calle a uno de sus agresores, quien fue identificado como Erick. Ella lo denunció ante la Policía, que lo detuvo y encarceló.

Sin embargo, la historia no quedó ahí. Tras el encarcelamiento del sujeto, la familia de Yanelli comenzó a recibir amenazas para que retire la denuncia, cosa que no hizo. Y a pesar que las autoridades le concedieron una orden de protección a la madre, en octubre de 2017 dos hombres ingresaron a su domicilio, la inmovilizaron, golpearon y violaron frente a su hija.

En esta segunda oportunidad, los sujetos le escribieron ‘puta’ en uno de sus senos con una navaja y le dijeron que era «para que nunca se le olvidara lo que era». Además, golpearon a su pequeña hija a quien también fotografiaron.

No puede más

El año pasado Erick fue condenado a 10 años de prisión por delito de violación mientras que el segundo ultrajo fue archivado debido a que la Fiscalía perdió el expediente se la segunda violación, por lo que no realizó ninguna investigación sobre el caso.

Yanelli, quien es licenciada en Danza Clásica y Enfermería, fue despedida de su empleo porque no querían tener problemas. Ella se sometió a tratamiento psicológico y psiquiátrico, además intentó quitarse la vida en dos ocasiones mediante la ingesta de medicamentos que le habían recetado.