Por: Paúl Acevedo
ex director Diario Satélite

Hoy, una delicada intervención quirúrgica a la columna vertebral –que los médicos han previsto durará por lo menos ocho horas— definirá si volverá a caminar o no la joven estudiante del cuarto ciclo de Administración de la Universidad Privada del Norte (UPN), Ariana Pamela Ángeles Huertas, de 18 años, quien cayó desde una altura de 9 metros cuando participaba del juego llamado “Salto al vacío” en el parque de diversiones “Mr. Joy” que está instalado en el centro comercial Real Plaza de Trujillo.

Los familiares informaron que la riesgosa operación se iniciará a las 7 de la noche de hoy sábado (primero se había programado a las 2 de la tarde) y que de esta depende que Ariana Ángeles vuelva a hacer una vida normal.

“De acuerdo al diagnóstico, ella tiene el coxis desviado, la quinta vertebra de la columna está rota y la onceava también. De esta operación depende la suerte de mi prima. Como ella está en UCI (Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica San Pablo), no nos dejan verla, pero su mamá sí ingresa. Mi prima es consciente de lo que ocurre, tiene mucho dolor y lo único que ha pedido es que recen por ella”, anotó esta mañana su prima Sthefany Perezanelli Murrugarra.

De acuerdo a las evaluaciones de los especialistas y al grave estado en el que ha quedado la joven universitaria luego de la terrible caída, serán necesarias entre 7 y 10 operaciones más, a esto se suma un año de terapia de las manos y de las piernas, aunque esto último está en función de la intervención de hoy y de la recuperación de la movilidad de la columna vertebral. 

“A Ariana ya la operaron de las manos, sin embargo, solo han logrado reconstruirle la derecha. En el caso de la mano izquierda tiene tantos huesos rotos, también en la muñeca, que no ha quedado bien y va a ser necesaria otra operación. Nosotros como familia estamos rezando para que todo salga bien y ella vuelva a ser la chica alegre de siempre”, expresó Sthefany, quien también estudia en la UPN. 

Hasta el momento, los gastos médicos superan los 50 mil soles de los cuales “Mr. Joy” ha cubierto 25 mil. La familia espera que la empresa cumpla con el pago total de las operaciones, la rehabilitación y todo cuanto haya que asumir para que la universitaria esté completamente recuperada.

El trágico accidente que sufrió Ariana Ángeles Huertas ocurrió el jueves último a las 9:30 de la noche. A las 8, ella había terminado su turno como cajera de “Mr. Joy” donde venía trabajando desde hace tres semanas, y decidió hacer uso de uno de los 8 pases libres al mes que les otorga la empresa para divertirse gratuitamente por ser personal de la empresa. 

La persona que grabó el preciso instante en que Ariana cae aparatosamente destrozándose huesos de manos, columna y piernas fue una de sus amigas que también trabaja en el centro de diversiones y que también había culminado su turno. De acuerdo a esta amiga, según el propio testimonio de Sthefany, uno de los supervisores la instó a que borre el video, orden que no obedeció.

El vídeo de la caída, que se ha viralizado en redes sociales, es la prueba clave para denunciar la presunta negligencia de la empresa que hoy ha dejado en estado crítico a la universitaria.

Mientras, la familia de Ariana Ángeles aguarda con preocupación la hora de la operación de la columna, desmintieron las informaciones irresponsables de algunos medios de comunicación que indicaron que la joven había fallecido. “Ella está luchando por su vida, está viva, y nosotros esperamos que salga bien de las operaciones. También pedimos a las autoridades que investiguen a “Mr. Joy”, es gente bastante joven la que trabaja allí, que investiguen si les pagan correctamente, que investiguen”, exhortó.

Local de entretenimiento fue clausurado por 30 días. Foto. Cortesía.