A fin de cumplir con el principio de autoridad que rige en la ciudad, se procedió a la clausura de establecimientos comerciales de la avenida España, por desobediencia a la autoridad municipal.

Se trata de los locales ‘La Joya del Calzado’, galerías ‘R y R’ y Zona Franca, los que habrían reabierto sus puertas a pesar de contar con una sanción por ocupar área de retiro municipal, además de la colocación de cedulones en sus respectivos ingresos. Mientras que el stand 15, del centro comercial ‘El Virrey’, solo fue notificado.

En tal sentido, personal de la subgerencia de Licencias y Comercialización y la subgerencia de Ejecutoria Coactiva se aceró hasta el lugar para corroborar la situación en la que se encontraban.

Al constatar que ya tenían una sanción previa y continuaban realizando labores comerciales, se procedió a emitir una sanción pecuniaria que corresponde a cerca de 450 Unidades Impositivas Tributarias (UIT).

Dicha medida comprende una penalidad a consecuencia de ruptura de carteles, desacato a la autoridad y reapertura de establecimiento, la misma que corresponde a la clausura definitiva del establecimiento, así como la anulación de la licencia de funcionamiento.