¡Qué imbécil que fui! Es la novela de Fausto Prudenci y cuenta la aventura amorosa que vivieron Antonio y Kelly, a quienes el destino los unió de alma, corazón, mente y cuerpo, convirtiéndose en lo que ellos llamaron “su verdadero amor”. Se conocieron en una etapa en la que ambos se necesitaban. Kelly estaba desconsolada y harta de su vida. Antonio, quería una compañera de vida.

Sus experiencias académicas, marcaron el inicio de una bonita amistad y que con el correr de los meses les sería impensable separarse. Antonio velaba por ella y Kelly hacía lo mismo.

Lamentablemente no podían estar juntos por barreras sociales, como la diferencia de edades y los estilos de vida y por, sobre todo, porque ambos tenían sus propias familias. Eran amantes.

La novela te lleva a un conjunto de vivencias y anécdotas de vida que son propias de este tipo de relaciones, que te envuelven y te hacen sentir parte de ella, pero como suele ocurrir en este tipo de situaciones, nada dura para siempre.

—¿Amor? ¿Quién dijo que amo a mi esposo? Lo que siento es cariño y hasta compromiso religioso, pero ya no lo amo. Dejé de hacerlo hace mucho tiempo. ¿Pero, si no lo amo, por qué sigo con él, y no me decido por Antonio? ¿O será, como dice mi mamá que, en verdad estoy herida por todas las cosas que me hizo anteriormente, y digo que no lo amo, cuando en el fondo sigo enamorada de él? Mi corazón ya no late como sí lo hace por Toño.

No sé qué me pasa. Estoy muy confundida. Quiero estar con uno, pero sin descuidar al otro. Me preocupo por uno y después pienso en el otro. Es como un cargo de conciencia que tengo, si a uno le doy amor, también debo dárselo al otro. ¡No sé qué hacer! ¿En qué me estoy metiendo? ¿Qué será de mi futuro? Tengo mi vida hecha un remolino. ¿Arriesgo todo y me quedo con Antonio? ¿Sigo apostando por mi esposo, y que el tiempo diga si valió la pena? ¿Y si me equivoco? ¿Y qué hay si más adelante quiero recuperar a Toño y él está con otra? ¿Estaría dispuesta a sobrellevar la mala decisión que tomé? No soportaría equivocarme en una situación que define mi vida y mi futuro, y no tengo mucho tiempo para llegar a alguna decisión… Dios mío, ¿qué hago? ¡Ayúdame!

Portada del libro «Qué imbécil que fui», del autor Fausto Prudenci.

Todo llega al final, cuando se descubre un conjunto de mentiras y contradicciones en las que se basaba el romance. Los sueños, proyectos e ilusiones se desmoronan hasta que todo vuelve a su cauce, o al menos eso parecía.

Esta novela, transporta al lector a diferentes épocas y juega con los tiempos, personajes y circunstancias. La historia es envolvente y cautivadora, ya sea que parte o mucho de lo escrito puede ser un fiel calco de tu experiencia de vida, o por lo menos, una fantasía de quien se identifique con alguno de los protagonistas.

A la luz del psicoanálisis, este libro, es un valioso insumo para entender a las personas dentro de su terapia psicológica, ya que ayuda a explorar el pensamiento de las parejas que se atreven a ingresar a ese campo prohibido del amor, desentrañando en carne propia, los avatares de una doble vida y las más íntimas reflexiones que los sobrecogen al momento de decidirse, por lo que sus lecciones pueden ser consideradas en nuestras propias vidas.

Sobre el autor:

Fausto Prudenci y su novela, serán parte de la XI Feria del libro FELIZH – 2021 que se llevará a cabo en la ciudad de Huancayo del 18 al 28 de febrero y se realizará mediante las plataformas de Facebook Live y Youtube, evento que contará con la presencia del Nobel Mario Vargas Llosa y de 30 invitados internacionales, entre los que destacan Jorge Franco de Colombia; Gioconda Belli de Nicaragua; Hernán Migoya de España y Mayra Santos de Puerto Rico.

El autor, deja por un momento su faceta de político, gestor público, académico y empresarial, para sumergirse en el mundo de la narrativa, con una novela que describe la trama real del mundo de los amantes. Se destaca además que el autor, cuenta con otras producciones académicas y literarias.

Una de sus frases recurrentes es, “llega un momento de la vida en la que tu arrepentimiento no es por las cosas que hiciste, sino por las que dejaste de hacer”. Su aventura literaria, continuará y en los próximos meses lanzará una selección de cuentos infantiles que tendrán un estilo diferente, el estilo de Fausto Enrique.

Fausto Prudenci, autor de «¡Qué imbécil que fui»!