LIMA. El Poder Judicial dictó 18 meses de prisión preventiva contra la exalcaldesa de Lima Susana Villarán por los presuntos delitos de lavado de activos, asociación ilícita y cohecho pasivo propio en el marco de la investigación preparatoria por el caso Odebrecht. El Ministerio Público pedía 36 meses. El juez Jorge Chávez Tamariz, titular del Tercer Juzgado Nacional de Investigación Preparatoria en Delitos de Corrupción de Funcionarios, consideró que existe peligro de fuga y obstaculización por parte de la exburgomaestre.

«Existe un gran avance en esta investigación, pese a que nos encontramos en un marco de organización criminal. Estamos a dos meses de cumplir un año de investigación, (…) se ha identificado que los aportes se han desarrollado por Odebrecht y OAS. Declaro fundado el requerimiento del Ministerio Público, en consecuencia se varia la medida restrictiva de derechos de libertad personal de comparecencia por restricciones y se le impone prisión preventiva a Susana Villarán por los delitos de asociación ilícita para delinquir, cohecho pasivo, lavado de activos en agravio del Estado por un plazo de 18 meses», sentenció del magistrado.

Chávez Tamariz consideró que el audio difundido en Cuarto Poder evidencia que la exalcaldesa obtiene información de otros coprocesados, lo cual «viene a ser obstaculización al proceso penal en contra de cara a las investigaciones fiscales».

«Es evidente que ha tenido comunicación con otro procesado (…) A la luz de las investigaciones permite entender que la procesada tiene información real del proceso, lo que también compromete riesgo de obstaculización procesal», explicó el juez.

Además, dijo que si se imponía una medida distinta a la prisión preventiva, existía el riesgo «potencial de que la acusada pueda perturbar la investigación del Ministerio Público».

«La prisión preventiva es el medio proporcional para alcanzar los fines de la investigación», indicó.

El juez Chávez sostuvo que la reducción de tiempo de 36 a 18 meses de prisión preventiva se debe a que la Fiscalía cuenta con elementos de convicción para formular una acusación fiscal.

Lo que corresponde es que Susana Villarán sea trasladada a la carceleta del INPE, ubicada en la avenida Abancay, Cercado de Lima, para que se determine en qué penal cumplirá la medida dictada por el Poder Judicial.