El caso que les presentamos en las próximas líneas es realmente increíble. Una empresa autorizada por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, emite Certificados de Conformidad de Modificación a vehículos totalmente inservibles. Se trata de la empresa Representantes Fabricantes y Distribuidores (REFAD).

Para demostrar la denuncia, se desplegó un trabajo de investigación. Un vehículo abandonado en el balneario de Huanchaco,  inservible y reducido a chatarra, con placa de rodaje EQ 8267, fue  reportado vía WhatsApp a la referida empresa y, en tiempo record, en solo una hora, ya contaba con la respectiva acreditación que garantiza el buen estado y operatividad de la unidad.

El documento emitido por REFAD, con fecha 29 de setiembre determina: “conste por el presente documento que las modificaciones efectuadas al vehículo, no afectan negativamente la seguridad del mismo, el tránsito terrestre, el medio ambiente o incumplen con las condiciones técnicas establecidas en la normativa vigente en la materia”. Es decir, esta chatarra, goza de la certificación del Ministerio de Transportes y Comunicaciones para estar en circulación.

En el certificado emitido por Refad, aparecen las supuestas rúbricas de Paul Kong Romero, quien figura como gerente general, y del ingeniero mecánico electricista Edilmer Ríos Linares. OvejaNegra, se comunicó Kong Romero, y negó que haya firmado ese documento. Dijo que evalúa tomar acciones legales en contra de la representada, de la cual formó parte, tiempo atrás. Así mismo, nos comunicamos con Ríos Linares, y en una actitud extraña, optó por colgarnos el teléfono, tan pronto le indicamos el motivo de la llamada.  

Existe un detalle a tomar en cuenta, en el 2017, y hasta en dos oportunidades, la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutran) le ha recomendado al MTC declarar la caducidad de la autorización de esta entidad cuya dirección es la avenida La Marina N°517 en el distrito de Moche, que fue visitada por inspectores de esta entidad, y detectaron que no funcionaba allí; sin embargo, sospechosamente, esta empresa gozaría del “privilegio” de la impunidad.

Hay que agregar que, una vez que esta empresa emite el Certificado de Conformidad de Modificación, lo que sigue, es oficializar los cambios en la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp), entidad a la que se le puso en conocimiento todas estas irregularidades en octubre de 2019. Fue Rosmery Julca Abad, la que advirtió que hay un segundo gerente general, Julio Aranda Gómez, quien no firmaría por no estar acreditado ante el MTC. OvejaNegra intentó, sin éxito, reiteradamente entrevistar al Jefe Zonal Registral N° V – Trujillo, Eduardo Cornejo Rodríguez, para conocer qué acciones ha tomado la entidad al respecto.

Ahora solo faltaría la intervención del Ministerio Público, para que de oficio inicie las acciones correspondientes a fin de establecer justicia ante este caso, sumamente escandaloso.