LA LIBERTAD. Los trabajadores del hospital Laredo suspendieron sus labores como medida de fuerza para exigir la renuncia del director del hospital, Antonio Sigifredo Espinoza Camacho. Lo grave de la situación, se que amenazan con abandonar los servicios de salud, en plena pandemia por el coronavirus.

Visiblemente indignados acusan al titular de una serie de abusos contra el personal, entre ellos, no brindar la implementación mínima de bioseguridad para evitar el contagio del Covid-19.

En un audio se escucha que los trabajadores increpan al director de no escuchar sus demandas. «Todos los trabajadores pedimos la salida del director y vamos a redactar un documento para que quede testimonio de lo que aquí ocurre”.

«Señor director, queremos dialogar, no vamos a pelear. Hágalo por la institución, no por su persona. Escuche a sus trabajadores y si considera que no puede liderar el hospital de un paso al costado», se oye en el audio.

REDACTAN DOCUMENTO

En un documento los trabajadores precisan los problemas existentes: Falta de comunicación de los jefes con el personal; horarios no equitativos en momentos que se vive una emergencia sanitaria; maltrato al personal de salud cuando no están de acuerdo con sus órdenes; delegación de funciones a la enfermera Graciela Cabrera Mudarra para que tome decisiones – en su lugar- las mismas que son injustas que perjudican a los servidores, según señala el personal de salud de este nosocomio.

Por todo ello, piden al director de la Red de Salud – Utes – 6, Constantino Vila Córdova, la inmediata remoción del director Antonio Espinoza Camacho y del subgerente de la Microrred Segundo Moreno Rosario por su incapacidad para resolver los problemas del hospital. Además, demandan la inmediata intervención de las autoridades de la Red de Salud y de la Gerencia Regional de Salud. Amenazan con poner a disposición el hospital, a fin de que funcione con piquetes de emergencia.

UTES SIN DIRECTOR

Por su parte los dirigentes del sector Salud consideran que todo esto ocurre, porque la Unidad Territorial de Salud está acéfala. Resulta que el gerente regional de Salud Vila Córdova es, a su vez, director de la Utes 6, situación que no permite atender una serie de reclamos de los trabajadores, ni resolver problemas administrativos en momentos de emergencia sanitaria. Resulta sospechoso que el gerente regional, Vila Córdova, quiera acaparar ambos cargos.