La trágica decisión del exmandatario Alan García de quitarse la vida de un balazo en la cabeza, en el momento en que iba a ser detenido, ha hecho que quede en un segundo plano las detenciones de otros 8 implicados en el caso de corrupción de Odebrecht en su gobierno, entre ellos Luis Nava y Enrique Cornejo. Aún más, también ha dejado de lado en cierta forma los extremos de la resolución judicial que dictó dichas medidas, que traer importantes revelaciones.

Dicha resolución judicial dispuso medidas de allanamiento y detención contra 9 personas, bajo la tesis fiscal de que se trataría de una organización que cometió colusión para beneficiar a Odebrecht con la obra del metro de Lima y la Interoceánica, a cambio de US$ 24 millones en sobornos, cuya buena parte está en pleno proceso de identificación en Brasil. Parte de ese dinero habría tenido como receptores a Luis Nava, Miguel Atala e hijos. Pero en la resolución se habla de otras transferencias que involucran al liberteño y exministro Luis Alva Castro.

De acuerdo a la información publicada por el diario El Comercio, “la fiscalía también tiene información sobre aportes hechos por la empresa a sujetos identificados con el ‘codiname’ de ‘APRA’ y ‘Laque’, presuntamente el exministro Luis Alva Castro, por un total de US$333.482,78”.

Sin embargo, la misma publicación señala que la resolución judicial con la que se dispusieron las detenciones “no precisa si estos pagos forman parte del paquete de US$24,4 millones pagado por presuntos sobornos en el Caso Metro de Lima”.

De acuerdo con las recientes revelaciones publicadas en los medios nacionales, sobre el caso de la corrupción de Odebrecht en el régimen aprista, los US$24,4 millones confesados desde Brasil se habrían distribuido de la siguiente forma: el exviceministro de comunicaciones Jorge Luis Cuba Hidalgo habría recibido dos pagos por US$1,4 millones y US$6,7 millones; Edwin Luyo Barrientos y Mariella Janette Huerta Minaya, US$1,2 millones; Santiago Chau Novoa US$400 mil. Otros integrantes del comité evaluador que otorgó la buena pro al consorcio Tren Eléctrico también recibió US$1 millón.

Asimismo, Luis Nava, quien fuera secretario de Alan García en Palacio, habría recibido, a través de múltiples aportes, la suma de US$2’762.417,90. En tanto, su hijo José Nava habría recibido US$471.302.

La fiscalía ha identificado que Klienfeld Services, offshore de Odebrecht, transfirió US$1’321.766,72 a Ammarin Investment, de propiedad de los Atala, en una cuenta en la Banca Privada D’Andorra. Este dinero tendría como beneficiario real a Nava Guibert, según la hipótesis fiscal. Sin embargo, aún falta identificar la ruta exacta de los US$9 millones restantes.