LIMA. Una medida que cayó de madura. Y es que el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, anunció en una conferencia que la empresa Graña y Montero ya no será la encargada de construir la ampliación de la Vía Expresa Sur. ¿La razón? El motivo que llevó al burgomaestre a tomar esa decisión fue debido a que Jorge Barata, exrepresentante de Odebrecht en el Perú, reveló ante los fiscales peruanos que la constructora pagó sobornos por la adjudicación de los tramos 1 y 2 de la línea 1 del Metro de Lima.

«A raíz de lo que se ha afirmado, hoy apenas regrese a la oficina voy a enviar una carta a la empresa (Graña y Montero), diciendo que la intención que se tenía de reactivar el contrato que se tenía en el 2013 va a quedar sin efecto», expresó el alcalde de Lima.

En ese sentido, Jorge Muñoz indicó que la Municipalidad de Lima buscará otras alternativas para que la obra pueda desarrollarse y beneficiar a los ciudadanos. «Vamos a tener que buscar otras alternativas para realizar la obra. Lamentablemente esa alternativa queda descartada por las razones mencionadas», manifestó.

Como se recuerda, el 5 de abril, el burgomaestre anunció el relanzamiento de Vía Expresa Sur y  mencionó la posibilidad para que Graña y Montero se encargue de realizar proyecto.