El Poder Judicial dictó siete meses de prisión preventiva contra el conductor, José Quintana Barturén (51) y el copiloto Rodolfo Silva Coronado (46); del bus de la empresa Sajy, que se incendió el domingo pasado y dejó 17 muertos .

El magistrado, Dr. Carlos Alberto Coral Ferreyros, de la Corte Superior de Justicia de Lima Norte (CSJLN), declaró fundado el requerimiento de prisión preventiva solicitado por el Ministerio Público para ambos acusados. Detalló que ambos sean recluidos en el penal que disponga el Instituto Nacional Penitenciario (Inpe), donde cumplirán prisión preventiva.

El fiscal Christian Amado Jara, del 3º Despacho de la 2º Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Condevilla, sustentó en audiencia la solicitud contra el chofer y ayudante del ómnibus interprovincial de la empresa Sajy Bus, quienes son acusados por los delitos de homicidio culposo y lesiones graves culposas.

Durante sus intervenciones  José Quintana Barturén y Rodolfo Silva Coronado afirmaron ser inocentes y que durante el siniestro apoyaron a controlar el fuego al interior del bus. 

“Es mentira que me encuentran en los alrededores de la cochera. He estado al interior y vienen los policías y me retiran. Ahí señalo que soy el conductor del bus. Nunca he tratado de fugar. Con el extintor me dirigí donde me señalaban el fuego. Lamentablemente es un hecho fortuito. Traté de socorrer a todos los pasajeros. No pude. Lamento todo esto. Me siento inocente de todo lo que me imputan”, señaló el chofer Quintana Barturén.

El incendio del bus interprovincial de la empresa Sajy Bus, con la placa C4L-966, que cubría la ruta de Lima a Chiclayo, sucedió aproximadamente a las 19:40 horas del domingo 31 de marzo.