ESPAÑA. En la localidad de Cornellá del Terri, un árbol gigante casi aplasta a una multitud, en el marco de la celebración tradicional conocida como talada del árbol de mayo. En esta ocasión, cuando el ejemplar iba cayendo, el tronco cambió su dirección y fue a parar muy cerca de dos hombres y un niño que intentaban escapar del lugar.

El hecho fue grabado por uno de los asistentes y en el vídeo se puede observar cuando el árbol se tambalea hacia el lado del público. Pero gracias a una maniobra oportuna del talador, el mismo fue direccionado hacia el centro de la plaza. Finalmente, el enorme árbol cayó entre dos adultos y a pocos centímetros del menor de edad, sin provocar ninguna tragedia.

La fiesta popular es un acto que se celebra desde la época medieval para atraer la prosperidad y la abundancia a la comunidad, a partir de la tala de un gran tronco.

El alcalde de Cornellá de Terri, Salvador Coll, explicó que el árbol suele tener un soporte para mantenerlo recto en la caída, pero en este caso «el fuerte viento no ha ayudado». Por este motivo, se ampliará el perímetro de seguridad de los espectadores en las próximas ocasiones, informaron medios locales.