TRUJILLO. Una grave denuncia que pone en el ojo de la tormenta al propio Proyecto Especial Chavimochic (PECH). Y es que cinco trabajadores, entre funcionarios y servidores públicos que laboran en el mencionado proyecto, no se encuentran habilitados en sus respectivos colegios profesionales para el ejercicio de su actividad. Esta denuncia fue realizada por el diario Correo de La Libertad.

Dicha situación fue advertida por el Órgano de Control Institucional (OCI), que el pasado 20 de marzo del presente año, a través de un oficio N°132-2019- GRLL-GOB/PECH-02, le informaron al gerente del Pech, Carlos Matos, la situación de los trabajadores que genera “el riesgo de que los documentos suscritos por los funcionarios no tengan ningún efecto administrativo y carezcan de validez”.

¿Quiénes son? Se trata del jefe de la División de Planta de Tratamiento de Agua Potable, Roberto Gustavo Salas Alvarado, quien es ingeniero pesquero oceanógrafo y microbiólogo. También del jefe de la División de Energía Eléctrica, Wilhelm Sanabria Villalva, con título de ingeniero electricista.

Le sigue el ingeniero Luis José Figueroa Armas, que ocupa el cargo de subgerente de Desarrollo Agrícola; así como el ingeniero especialista en comercialización, César Wilfredo Lozada Solis; y la especialista en Acondicionamiento Territorial, la arquitecta Susana Olinda Ahon Vargas.

El OCI advierte que cinco funcionarios de Chavimochic no están habilitados