Y al fin, hubo humo blanco. Tras un largo debate de los congresistas de las diferentes bancadas para dar sus posturas sobre el voto de confianza solicitado por el presidente del Consejo de Ministros Salvador del Solar, el mismo que le fue otorgado a su gabinete.

El gabinete del premier Salvador del Solar obtuvo el voto de confianza de los parlamentarios con 46 votos a favor y 27 en contra, que se sumaron a las 21 abstenciones. (Recordemos que se solicitó solo la «mayoría simple»).

Su actuación fue suficiente para tener a gran parte del Parlamento a favor de otorgarle a su gabinete el voto de confianza, pero no para acallar numerosas críticas y cuestionamientos. Tal como estaba programado, el presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar Labarthe, se presentó en el pleno del Congreso de la República, donde expuso los lineamientos de lo que será su gestión.

En un discurso que se extendió por una hora y 51 minutos, el Premier detalló que el actual Gobierno -en los 28 meses que le restan- tendrá cinco ejes de acción: integridad y lucha contra la corrupción, fortalecimiento institucional para la gobernabilidad, crecimiento económico equitativo, competitivo y sostenible, desarrollo social y, finalmente, descentralización.

“Hoy vengo a invitarlos a que juntos definamos una agenda de Estado para reconstruir la confianza que las peruanas y peruanos han perdido en las instituciones públicas. (…) Vengo a hacer un llamado sobre las que debieran ser nuestras prioridades, porque esta es nuestra oportunidad de sentar las bases para otro destino. Podemos cambiar la historia”, clamó al inicio de su intervención.

Aunque se esperaba comentarios sobre el conflicto de Las Bambas, la reciente muerte de 17 personas en un bus siniestrado en Fiori o los cuestionamientos que algunos de sus ministros enfrentan, estos temas estuvieron prácticamente fuera de los tópicos que abordó.

Aunque el pleno del Parlamento esperaba un paquete de nuevos anuncios, Salvador del Solar, en más de una ocasión, solo repitió metas que el Ejecutivo ya se había fijado antes, como el de reducir la pobreza total de 21% al 18% para el 2021.