Julio García, uno de los abogados de Paolo Guerrero, anunció que se alista una demanda civil contra el Swissotel por los daños y perjuicios causados al capitán de la selección peruana. Esto luego de los reveladores testimonios de los mozos del hotel. “Hubo un daño muy grande para él (Paolo Guerrero) en la parte económica, pero además hubo un daño moral que es mucho mayor y que, seguramente, en su momento también se expresará en términos económicos”.

“Paolo está consternado, muy dolido porque se demuestra que, a pesar de que todo un país lo apoyaba, hubo una institución (Swissotel) que decidió no hacerlo por la razón que sea, por defender su marca, su prestigio”, añadió.

Al respecto, el abogado señaló que el Swissotel siempre se negó a entregar las pruebas que hubieran sido claves en la defensa de Guerrero, ante la sanción que le impuso el TAS por dopaje.

García precisó que uno de los objetivos del proceso para reivindicar al delantero es demostrar que él siempre dijo la verdad, y que la suspensión del TAS “fue absolutamente injusta”. “En segundo lugar, veremos todo el impacto civil sobre eso, es decir, toda la parte de la reparación del daño que se le ha ocasionado”, puntualizó.

Asimismo, anunció que seguirá insistiendo ante el Tribunal Federal Suizo para que se declare nula la sanción del TAS.  “Nosotros ante el Tribunal siempre dijimos que Paolo estaba en una situación de indefensión, porque no tenía acceso a los medios probatorios que tenía el hotel”, sentenció.

Cabe indicar que el ahora exmozo del Swissotel, Anthony Obando, señaló que a Paolo Guerrero le sirvieron un té con limón, que fue preparado en una jarra que no estaba lavada y que antes había sido usada para servir mate de coca.