LA LIBERTAD. Una grave denuncia pone en jaque a una de las más importantes instituciones tutelares del Estado. Los “honorables” miembros de la Primera Sala del Tribunal de la Autoridad Nacional del Servicio Civil (SERVIR), son denunciados por Prevaricato e Incumplimiento de Deberes Funcionales, al supuestamente haber favorecido a un docente de Educación Física, acusado de hostigamiento sexual contra una alumna de un colegio trujillano.

Este es el documento ingresado al presidente ejecutivo del Consejo Directivo de la Autoridad Nacional del SERVIR

El presidente, Luiginio Pilotto Carreño, y los vocales Ricardo Javier Herrera Vásquez y Oscar Enrique Gómez Castro, todos integrantes de la Primera Sala del Tribunal del Servicio Civil, han sido denunciados ante el presidente ejecutivo del Consejo Directivo de la Autoridad Nacional del Servicio Civil, Juan José Martínez Ortiz, quien deberá resolver este espinoso caso que pone en tela de juicio la transparencia y objetividad de su institución, al momento de emitir resoluciones sobre procesos administrativos tan delicados, cuando de por medio está la integridad y moral de una escolar, quien habría sido víctima de la perversión sexual de su profesor.

Aquí un extracto de la manifestación de la escolar agraviada, quien sindica a su profesor Gregorio Luján, de haberla llevado a un hotel para tener relaciones sexuales.

Muchos prefirieron que el caso quede en estricta reserva, pero OvejaNegra, accedió en exclusiva a documentos que revelan la gravedad de esta denuncia.

Un contundente Informe N° 59-2019-GRLL-GGR/GRSE-UGEL N° 04 de la Comisión Permanente de Procesos Administrativos Disciplinarios de Docentes, se pronunció por la DESTITUCIÓN y la INHABILITACIÓN para el desempeño de la función pública del profesor Gregorio Carlos Luján Altuna, acusado de haber realizado hostigamiento sexual en agravio de la menor de iniciales L.R.C.B, del colegio María Negrón Ugarte, de la ciudad de Trujillo.

La Resolución Directoral N° 02624-2019-GRLL-GGR/GRSE/UGEL N° 04-TSE, con fecha 10 de setiembre de 2019, sancionó con DESTITUCIÓN a Gregorio Luján.

La destitución de Gregorio Luján se produjo debido a que existían claros elementos de convicción que conllevaban al profesor, ser el responsable de estos actos bajos y enfermizos. Según el expediente N° 5169735 – 4170608 con fecha 31 de mayo de 2019 en el folio 145, el padre de la menor agraviada, no solo da a conocer que persiste el hostigamiento sexual en contra de la menor de iniciales L.R.C.B.; sino que demuestra con el vídeo de la cámara de seguridad de su domicilio que obra a folios 52 del expediente, en el cual se registra la visita al domicilio de la menor en horas de la madrugada, lo cual corrobora en gran manera, las declaraciones vertidas por la menor, en presencia del padre; siendo que la madre reitera esa versiones en folios 185 pregunta 5 y respuesta.

OvejaNegra logró ubicar al acusado, quien está laborando en la UGEL 4, en calidad de “depositado” mientras se resuelve su proceso. No obstante, hubo un claro intento de blindaje y encubrimiento por parte del responsable de Almacén, Gary Manuel Cruz Azañero.

Entrevista a portero de UGEL 4

En un primer momento, el responsable de puerta, no quiso darnos información sobre el docente acusado; e incluso, hizo llamadas telefónicas advirtiendo al jefe de Almacén que lo estábamos buscando.

Entrevista a almacenero y al acusado

Según la declaratoria del padre de la menor, la hermana del docente acusado, Patricia Luján Altuna, quien también es profesora, habría intentado persuadirlo para que el caso no llegue a mayores, comprometiéndose a alejar a su hermano, Carlos Luján, de la estudiante; e incluso, se comprometió a hacerse responsable del tratamiento psicológico de la agraviada.

Hermana del acusado, Patricia Altuna, según padre de la menor agraviada, intentó convencerlo para que desista de la denuncia. Hasta le ofreció tratamiento psicológico para la menor.

Pese a todos los elementos de convicción, los integrantes de la Primera Sala del Tribunal del Servicio Civil, presuntamente habrían actuado en forma arbitraria, injusta y contraria a ley. Tenían el deber de satisfacer el interés general y el bien común dentro del marco de la Constitución y de la Ley, hecho contrario habrían dejado de lado el “interés superior del niño”, recogido por nuestro Código de los Niños, Niñas y Adolescentes.

El accionar prevaricador y de un evidente incumplimiento de deberes funcionales que presuntamente habrían incurrido los denunciados integrantes de la Primera Sala del Tribunal del Servicio Civil, queda plenamente acreditado en el numeral 52 de la Resolución N° 002960-2019-SERVIR/TSC – Primera Sala de fecha 19 de diciembre de 2019, donde concluyen que la Entidad, es decir la UGEL N° 04-TSE, no ha cumplido con realizar una mínima actividad probatoria para comprobar que el señor Gregorio Lujan Altuna, es culpable del hecho que se le atribuye.

Alegan los denunciados de la Primera Sala del Tribunal del Servicio Civil, que se debe acopiar material probatorio, ya que de no ser así se podría sancionar injustamente a quien no habría cometido la falta, precario argumento que genera impunidad de los hechos denunciados, dejando en total estado de indefensión a la menor de iniciales L.R.C.B., así ella se haya desistido de la denuncia; no obstante, ya existía una destitución, al hallarse responsabilidad al docente cuestionado.

Este es la Resolución de la vergüenza, mediante el Servir, declara nulo la Resolución de la Ugel 4, mediante la cual hallaba responsabilidad en Gregorio Luján por  hostigamiento sexual contra su alumna.

Los denunciados no valoraron el hecho de la declaración inicial de la menor agraviada por el hostigamiento sexual, siendo esta la prueba principal para demostrar la participación del Gregorio Lujan Altuna, acciones que se habrían realizado en la clandestinidad con la víctima y el autor, solos en un espacio, sustraídos de la observación de testigos, por tanto el testimonio de la menor agraviada adquiere un carácter fundamental que no valoraron los denunciados integrantes de la Primera Sala del Tribunal del Servicio Civil.

Esta denuncia ha sido puesta de conocimiento al Ministerio de Educación, y al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, quienes deberán intervenir a la brevedad posible a fin de que la justicia alcance a esta estudiante, cuyo caso se suma a las estadísticas de menores víctimas de los bajos y pervertidos deseos de sus maestros.

El Ministerio de Educación y el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, ya tienen conocimiento de este caso. Solo queda esperar su rápido accionar en defensa de la menor.

El docente acusado de hostigamiento sexual, Gregorio Luján, siempre solía estar rodeado de menores. Siempre se ganaba la confianza de sus alumnos.