Kylian Mbappé anunció que busca nuevos retos en su carrera y Real Madrid no tardó en hacerse ilusiones de cara al mercado de fichajes de verano. Sin embargo, todo se habría tratado de una pataleta del francés, de un mensaje que quiso hacer llegar a las altas esferas del PSG.  Según el diario ‘Marca’, las palabras de Mbappé en la gala de premiación de la Ligue 1 fueron en realidad una indirecta para la directiva de su club. Quiere quedarse en París, pero antes pide dos condiciones que a la larga terminarán beneficiándolo a él y al equipo.

La primera consiste en el protagonismo. Mbappé se ha cansado de vivir bajo la sombra de Neymar y reclama más protagonismo en el PSG. «Ya no soy un niño», le habría dicho a los dirigentes del club para empezar a recibir un mejor trato. Quiere ser una estrella como ‘Ney’ y a largo plazo cobrar un monto similar a los 30 millones de euros que el brasileño se lleva por temporada.

Tal como apunta ‘Marca’, la otra exigencia de Mbappé para no irse al Real Madrid u otro gigante de Europa consiste en la calidad de los jugadores. ‘Donatello’ sueña con ganar la Champions League y le pide al PSG fichajes de nivel cueste lo que cuesten.

Recordemos que en la Copa de Europa, Mbappé viene cayendo en octavos de final desde el 2018. Primero fue eliminado por el Real Madrid y hace unos meses el PSG sufrió en casa una insólita eliminación frente al United.