TRUJILLO. El mar del puerto de Salaverry devolvió hacia la orilla el cadáver del escolar Diego A.H, de 15 años, luego que desapareciera el pasado 1 de mayo, cuando decidió ingresar al mar junto a tres de sus amigos.

Tras ocho días de constante búsqueda por parte de sus familiares, un pescador del balneario fue quien pudo observar el cuerpo flotando cerca de la orilla, a la altura del cuarto molón. Fue en ese momento en que dio aviso a los familiares del adolescente, quienes desde hace una semana estaban recorriendo las playas de Trujillo con la esperanza de poder encontrarlo.

“Yo estaba corriendo junto a mi perro que se acercó a un bulto y le comenzó a ladrar. Yo me acerqué y vi que era el cadáver por eso di aviso”, expresó Orlando Ordinola, quien encontró el cadáver.

Fue la madre del menor, Graciela Huangal, quien tuvo que identificar el cadáver de su menor hijo, el cual estaba en evidente estado de descomposición y completamente desnudo.

En tanto, la familia mostró su incomodidad por la gran indiferencia de las autoridades que, según indican, no les dieron la ayuda necesaria para encontrar y rescatar el cuerpo del escolar de la institución educativa Antonio Torres Araujo.

Minutos después de hallar el cuerpo del adolescente de segundo año de secundaria, con presencia de la Policía Nacional, el fiscal de turno ordenó que el cadáver sea trasladado hasta la morgue de Trujillo.

ÚLTIMO ADIÓS

Según la información brindada por los familiares del adolescente, su cuerpo será velado en su vivienda del sector Curva de Sun, en el distrito de Moche. Además, antes de sepultarlo, le rendirán homenaje en su colegio Antonio Torres Araujo.

PELIGRO

Esta no es la primera vez bañistas pierden la vida en el mar de Salaverry, motivo por el cual se han colocado carteles de advertencia en el que se indica ser prudentes al entrar al mar y permanecer alejados de los enrocados.