La lucha no termina, y tiene para rato. Luego de cuatro días de que se dictara una sentencia en su contra, el periodista Pedro Salinas dio hoy una conferencia cuestionando la decisión de la jueza Judith Cueva Calle quien lo condenó a un año de prisión suspendida por la denuncia de difamación agravada que interpuso en su contra el arzobispo de Piura y Tumbes, José Antonio Eguren.

«Yo voy a seguir defendiéndome hasta el final, aún cuando salga una condena adicional, le pagaré S/80 mil al obispo Eguren y seguiré publicando sobre las cosas en las que creo (…) Para él conciliar es que yo deje de decir mi verdad y diga su verdad. No vamos a conciliar si eso es lo que se pretende como conciliación», expresó.

Pedro Salinas, a través de artículos y entrevistas, ha denunciado a Eguren por encubrir casos de abusos sexuales perpetrados por miembros del Sodalicio. Este caso se ha visto en Piura, pese a que el periodista radica en Lima.

Salinas también se pronunció sobre el comunicado de la Conferencia Episcopal Peruana que lo respalda y lo calificó como «inédito».

«Me parece un comunicado histórico, inédito, que yo no recuerdo hasta la fecha que se haya producido un rompimiento del espíritu de cuerpo donde todos los obispos del Perú tomen una decisión de sacar distancia respecto de otro (en este caso Eguren)», resaltó.