El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, quiere prohibir el sexo oral entre los habitantes de su país y penalizarlo por ley, pues consideró que esta práctica está haciendo mal a la sociedad del país africano. 

Asimismo, indicó que la práctica llevada por los extranjeros a su país está haciendo daño a la moral de sus conciudadanos.

El portal ghanés Yen informó que el mandatario de llamó la atención cuando hizo este pedido a los ciudadanos del país africano, agregando que la boca no es para estas prácticas, sino para «comer».

«La boca es para comer, no para el sexo. Sabemos la dirección del sexo, sabemos dónde está el sexo», dijo Museveni.

Sin embargo, lo que más llamó la atención fue cuando el presidente de Uganda dijo que esta práctica puede producir gusanos en la boca.

«Empujas la boca allí, puedes volver con los gusanos y ellos entran en tu estómago porque esa es una dirección incorrecta», refirió el presidente de Uganda.