BRASIL. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, causó controversia con sus declaraciones tras afirmar que su país no debía convertirse en un “paraíso” para la comunidad LGTBI.

“Si quieres venir a tener sexo con una mujer, adelante”, invitó Jair Bolsonaro a los extranjeros. “Pero no podemos dejar que este lugar sea conocido como un paraíso para el turismo gay”, rechazó. “Tenemos familias”, afirmó el presidente de Brasil, durante un desayuno con periodistas locales, según The Guardian.

Los comentarios del mandatario brasileño fueron condenados por activistas LGTBI de Brasil. 

Cabe recordar que por mucho tiempo, Bolsonaro se ha destacado por sus comentarios machistas y homófobos: en una entrevista con la esadounidense Ellen Page, viralizada el 2018 y grabada mucho antes, el brasileño intentó mostrarse cordial ante la actriz y activista LGTBI, pero terminó confirmando que no veía a la homosexualidad como algo normal.