TRUJILLO. Las sirenas de las patrullas de serenazgo y policía nacional, anunciaban el inicio del Simulacro Nacional de Sismo y Tsunami. Personal de las entidades públicas y privadas desocupaban rápidamente los inmuebles y se ponían a buen recaudo, en zonas seguras trazadas en la pista de los jirones céntricos de Trujillo; sin embargo, en este lugar, la iglesia Santo Domingo, el párroco ordenó el cierre de las puertas del templo, sin importar que al interior decenas del niñas participaban de una misa que él dirigía.


OvejaNegra, logró confirmar, que fue el párroco de esta iglesia católica, quien ordenó al portero que cierre las puertas del templo, pese a que más de un centenar de niñas del sexto grado de primaria participaban de una misa de consagración.


Si nos remontamos a la historia, esta estructura cayó destruida con el terremoto de 1619, la cual se reedificó y terminó en 1641, conservando la planta y los materiales. Es decir, tiene una antigüedad de 377 años. Un lugar altamente vulnerable.