ESTADOS UNIDOS. Si los aliados europeos del país norteamericano utilizan dispositivos de la compañía china Huawei con la red 5G, Washington dejará de compartir con ellos su información, afirmó hoy Robert Strayer, subsecretario adjunto de Ciber Comunicaciones Internacionales y Política de Información. Según precisó el funcionario, la medida no tiene carácter comercial, sino que está vinculada con la seguridad.

Si otros países permiten que «proveedores no confiables» participen en sus redes 5G, «tendremos que volver a evaluar la capacidad de compartir información y estar conectados con ellos de la forma en que estamos hoy», «La posición de los Estados Unidos es que poner a Huawei o cualquier otro proveedor no confiable en cualquier parte de la red de telecomunicaciones 5G es un riesgo», agregó el funcionario, citado por medios locales.

La semana pasada, el Consejo de Seguridad Nacional del Reino Unido había decidido -en una reunión confidencial cuyo contenido se filtró a la prensa- prohibir a Huawei la participación en las partes del «core» de la red 5G, pero la habilitó para proveer equipos periféricos, como las antenas.

En una advertencia similar, a principios de marzo la Casa Blanca le había adelantado a Alemania que si habilitaba a la empresa china a desarrollar el 5G iba a compartir con Berlín menos información de inteligencia, ya que hacerlo representaría una amenaza para su seguridad nacional.

Estados Unidos impulsa entre sus socios una campaña para vetar la participación de Huawei (principal fabricante global de equipos de telecomunicaciones) en las redes de 5G, con el argumento de que la compañía china podría facilitar el espionaje del gobierno chino.

Pero la presión no termina de calar entre sus principales socios, incluidos el Reino Unido y Alemania, que aducen que las advertencias norteamericanas carecen de pruebas y que son capaces de manejar los riesgos.