El Ministerio de Salud dio a conocer que las personas involucradas en tres casos de jeringas vacías durante la jornada de vacunación a adultos mayores en Lima reconocieron lo sucedido, aunque precisaron que se trató de un error humano.

«En la investigación, nos han presentado los descargos de las personas involucradas. Ellos han reconocido su error en los tres casos y lo catalogan como error humano por diferentes factores», señaló el viceministro de Salud Pública, Gustavo Rosell de Almeida.

Luego de conocerse estos casos reportados en Lima, el Ministerio de Salud anunció una investigación rápida tras las supuestas irregularidades en el proceso de vacunación y determinar si se trató de un error humano o si se debe iniciar un proceso administrativo sancionador o incluso una denuncia.

Gustavo Rosell de Almeida, viceministro de Salud Pública. Foto. Internet

«Estamos hablando particularmente de tres casos que se han presentado en un escenario de más de 2 millones de aplicaciones de dosis. Estos tres casos están plenamente identificados, tanto en personas como en lugares. Se han producido estas situaciones en el Vacunacar de la Universidad Agraria de La Molina, en el vacunatorio de Santa Anita y en el vacunatorio del Campo de Marte», señaló Arturo Granados, vocero de la institución.

El funcionario detalló que estas tres personas están plenamente identificadas; sin embargo, evitó mencionarlas debido a que las investigaciones se encuentran en curso. Pese a estos incidentes, el vocero del Minsa recordó que todos los actos de vacunación a nivel nacional se realizan en espacios públicos «precisamente para asegurar el acceso y la transparencia del proceso».

«Uno de los criterios que nos llevaron a optar por esta nueva metodología (vacunación territorial) era favorecer la transparencia y el control de los órganos correspondientes. La Contraloría permanentemente está en los distintos puntos de vacunación y por lo tanto estamos hablando de espacios públicos y abiertos que están expuestos al escrutinio de todas las personas que están presentes», destacó.

Ministerio Público inició investigación

Se inicio una investigación ante el presunto uso de jeringas vacías. Foto. Internet

El Ministerio Público inició una investigación ante el presunto uso de jeringas vacías durante el proceso de vacunación contra la COVID-19. En un comunicado, el organismo indicó que la información sobre los hechos fue remitida, a través de la Coordinación Nacional de las Fiscalías Especializadas en Delitos de Corrupción de Funcionarios (FECOF), a los despachos anticorrupción de Lima Centro y Lima Este.

El coordinador nacional de las FECOF, el fiscal superior Omar Tello Rosales, indicó que se identificaron dos casos: uno, en el centro de vacunación ubicado en el Campo de Marte, en el distrito de Jesús María; y el otro, en el ambiente acondicionado en el estadio Monumental en Ate.

Omar Tello Rosales explicó que en la primera etapa de las pesquisas estarán involucrados los miembros del equipo de inoculación, quienes han sido sorprendidos aplicando las jeringas vacías. Sin embargo, el fiscal superior no descartó que se incluya a otros investigados.

El coordinador nacional de las FECOF manifestó también que de comprobarse la extracción de dosis contra la COVID-19 en los casos ya identificados, «estaríamos hablando de un delito de peculado que, de acuerdo con la última modificación publicada el 28 de abril de este año, la pena a aplicarse es de 8 a 15 años». Cabe indicar que, Tello Rosales precisó que en esta última modificación se agrava la pena por emergencia sanitaria.

Fuente: RPP Noticias