LIMA. El presidente Martín Vizcarra aprovechó ayer su presencia en el distrito de Ate para defender su proyecto de adelanto de elecciones para el 2020 en el marco de una actividad de entrega de títulos de propiedad. Pese a que el Congreso aún no debate la reforma y a que las reuniones entre el premier Salvador del Solar y las bancadas parlamentarias siguen en curso, el jefe de Estado se presentó ayer para recordarle a la población que “con el respaldo del pueblo se lograrán nuevas elecciones para cambiar la clase política”.

El discurso que ofrecía tenía como punto de partida los logros obtenidos por el Perú hasta la fecha en los Juegos Panamericanos 2019; sin embargo, dio un giro para hablar sobre los “límites” que se pueden vencer. “Hace una semana, en el mensaje a la Nación, dije que es necesario darle nuevamente la oportunidad al pueblo para que se pronuncie y para que, a través de su voluntad, vayamos a nuevas elecciones para el cambio de autoridades”, señaló.

En ese sentido, el Mandatario no perdió la oportunidad para explicar el “momento de crisis” que vive el país desde hace tres años. “Ha llegado el momento de decir ¡basta!”, exclamó entre aplausos. Allí recordó su mensaje del 28 de julio para dar la oportunidad a nuevas autoridades.

“Elegir buenos congresistas, también renovar el Ejecutivo, todos juntos, para poner una nueva etapa”, remarcó.En la misma línea, Vizcarra resaltó que su planteamiento está sobre la mesa. “Estoy seguro de que si se analiza, y con el respaldo del pueblo (…), vamos a lograr nuevas elecciones y de allí un impulso para tener las autoridades que ustedes merecen”, expresó con énfasis.

El jefe de Estado le envió una indirecta a la oposición, que se ha mostrado en contra de adelantar los comicios.“Pero yo digo: ¿Por qué alguien se opone? ¿Por qué le tienen miedo al pueblo? ¿Por qué? El pueblo es quien nos da el mandato”, refirió.

Luego de que el presidente Martín Vizcarra se pronunciara sobre el adelanto de elecciones, el congresista Juan Carlos del Águila (FP) consideró que el jefe de Estado está promoviendo una motivación del referéndum.“Sin duda (está haciendo campaña). Lo que va a suceder con el Presidente es que la población le diga: ‘No te vayas, Vizcarra’”, comentó.

En diálogo con Correo, el fujimorista señaló que el Mandatario quiere conservar el poder, y no descartó que tenga una intención de colocar una pregunta en el referéndum para favorecerse. “En alguna de las preguntas (puede) proponer si se va o se queda”, comentó.

Para el “naranja”, Vizcarra está equivocado y olvida el contexto en otras regiones del país.“En el sur ya empezaron, en el norte están con los ánimos caldeados por el tema de la reconstrucción fallida, y en la Amazonía también”, precisó.Para Del Águila, lo mencionado le pasará la factura en cualquier momento.

“El Presidente va a terminar muy mal. Probablemente esto pueda significar hasta una situación muy crítica y más difícil que el Parlamento tendría que eventualmente resolver”, aclaró. Mientras tanto, su colega Lourdes Alcorta (FP) sostuvo que “la historia y el pueblo peruano lo van a juzgar a él y a su gabinete”. El legislador Jorge del Castillo (APRA) cuestionó que el Presidente hable de “respaldo del pueblo” cuando el Congreso aún no se pronuncia sobre la reforma. Lo que busca el Mandatario, dijo, es condicionar el proceso. “Pretende inclusive que se eximan de comisión, lo cual es imposible en una reforma constitucional”, sostuvo.

El aprista le recuerda a Vizcarra que cuando se dirige a los ciudadanos en un acto público lo hace en calidad de presidente de la República.“Se aprovecha de la presencia mediática para poner un punto de vista que coacta al Congreso y está en punto de discusión; sin embargo, tiene que esperar la decisión del Parlamento. Creo que no estamos en igualdad de condiciones. Inclina la balanza a su favor según le convenga”, refirió. Del Castillo también cuestionó que el Presidente haya usado el término “clase política” y la necesidad de una renovación de la misma.“Hay una ligereza en el uso de adjetivos y comentarios que no es correcta. ¿Cuántas personas de las que trabajan con él son lo que denomina ‘clase política’? Los que entren también serán clase política. Es una forma desprestigiada de personas que sirven al país. También hubo gente incorrecta cuando él fue gobernador”, resaltó. Sobre la “campaña” que viene realizando el Presidente, Del Castillo sostiene que siempre habrá un argumento para justificar lo que no se debe hacer.

“Es evidente que esta es una maniobra para poner a la ciudadanía contra el Congreso, está clarísimo. Esa es la intención”, dijo.Recordó que lo que busca el Presidente es confrontar con el Legislativo. “Quiere ir al choque, es un método. No sé si será ideal. Mientras no se convoque a campaña, mientras no se convoque a referéndum, él está haciendo un aprovechamiento indebido de su cargo”, comentó.

En octubre del 2018, el Presidente firmó un decreto supremo que convoca al referéndum por las cuatro reformas constitucionales que le planteó al Congreso. En aquella fecha, manifestó estar de acuerdo con tres de las reformas constitucionales debido a que “no tienen cambios sustanciales”; sin embargo, consideró que la propuesta sobre la bicameralidad fue “alterada” en el Congreso.

“A la cuarta consulta sobre la bicameralidad decimos no tal como ha sido propuesta, porque ha desnaturalizado el proyecto que nosotros llevamos”, dijo. Es así que Fuerza Popular acusó al Gobierno de inducir a la población a marcar “sí”, “sí”, “sí” y “no”.Precisamente, el resultado fue avasallador y el Ejecutivo quedó conforme con los resultados. Esta es la primera vez que el Mandatario se refiere a su propuesta con información directa a los ciudadanos.

La última vez se pronunció al ser consultado por la prensa y dijo que “un diálogo alturado permitirá reforma”.Sin embargo, ahora hace referencia a un “respaldo” del pueblo. El analista político Luis Benavente no encuentra ningún impedimento para que el Mandatario realice una “campaña” para informar sobre el adelanto de elecciones. “Él ha hecho la propuesta y me parece lógico que la defienda. No hay un conflicto de superposición de poderes, no creo que sea una injerencia del Ejecutivo sobre el Legislativo”, resaltó.

En diálogo con Correo, el también director ejecutivo de Vox Populi sostuvo que no existe cuestionamiento de orden constitucional contra la iniciativa. “No veo ningún inconveniente en que se pronuncie. Él debe ser el procurador de todos los peruanos”, refirió.

En ese sentido, explicó que tampoco existiría inconveniente en que los congresistas realicen una campaña opuesta. “Es parte de la transparencia que el Presidente y los que están en desacuerdo muestren su punto de vista y tengan la total libertad de opinar su punto de vista. Es un debate nacional, la exposición de puntos de vista que pueden ser discrepantes.

La búsqueda de consensos es la esencia misma de la democracia”, comentó. El analista también resalta que si el Ejecutivo retira la propuesta de adelanto de elecciones, estaría retrocediendo y sería una “derrota”, además de no ser muy honroso políticamente para el Gobierno.