La integrante de la Comisión Permanente Luciana León pidió este jueves licencia temporal de su militancia en el Apra, luego que el Ministerio Público y la Policía allanara su despacho y vivienda, en el marco de la investigación por sus presuntos vínculos con la organización criminal ‘Los Intocables Ediles de La Victoria’.

Según la tesis del Ministerio Público, León Romero habría sido el brazo legal y político de la mencionada red criminal al realizar gestiones ante el Ministerio de Economía y Finanzas a favor de la Municipalidad de La Victoria a cambio de dinero.

De acuerdo al testimonio del aspirante a colaborador eficaz N° 7-2018-3D2FPSEDCFL, recogido por el Equipo Especial Lava Jato e incluido en la resolución con la que el juez supremo Hugo Núñez autorizó la diligencia fiscal del último martes 22 contra la aprista, a través del chofer de la exparlamentaria, el empresario Alexander Peña Quispe, colíder de ‘Los Intocables Ediles’, le entregaba “paquetitos” o “tamalitos” de dinero.

Estos paquetes habrían sido “sobres manila” que, “en paquetes cerrados”, eran “bultosos”.

grupo larepublica

“Era comentado por el propio chofer y la seguridad de Alexander, que eran ‘Chiquito’ y ‘Legucha’, quienes indicaban que el ‘Chato’, es decir, el chofer de Luciana León, venía por su paquetito o tamalito para su jefa, precisando que vio al chofer de la citada Luciana León esperando a Peña Quispe en dos oportunidades en la discoteca Pachahuara”, se lee en el documento judicial.

grupo larepublica

Sobre cuánto dinero habría recibido la exparlamentaria, la Fiscalía consideró el testimonio del aspirante a colaborador eficaz N° 2-2018-3D2FPSEDCFL, quien mencionó que Peña Quispe entregó 15 000 y 20 000 soles mensuales a Luciana León y a su asesora Betsy Matos, “por el apoyo brindado con la gestión del financiamiento de las obras públicas y la adquisición de servicios”.