Un hombre en el país de la India, reconocido por arriesgar su vida para la cremación de más de 1.300 víctimas de COVID-19, murió tras infectarse de coronavirus e irónicamente no recibió ayuda para acceder a una cama hospitalaria ni costear sus medicamentos.

Se trata de Chandan Nimje, el “guerrero corona” de 67 años, quien se habría contagiado de COVID-19 cuando acudió a recibir la primera dosis de la vacuna junto a su esposa, en la ciudad india de Nagpur.

Chandan Nimje murió el 26 de mayo en la ciudad de Nagpur, en India. Foto. Internet

Tras esto, Nimje, su esposa e hijos, empezaron a presentar los primeros síntomas y al realizarse pruebas resultaron positivos para la enfermedad. Sin embargo, la salud del reconocido cremador empeoró durante la última semana de abril.

En ese sentido, su familia trató de internarlo en un hospital público, pero fue imposible conseguir una cama hospitalaria. El pasado 5 de mayo, la familia desesperada lo internó en un hospital privado; sin embargo, no podían costear los tratamientos y medicamentos que necesitaba.

Fuente: Diario El Comercio