Se trata la declaración proporcionada al Ministerio Público por parte del testigo con código de reserva, sobre el ilícito accionar de los funcionarios de la gerencia regional de Educación La Libertad en contubernio con el director del Instituto Superior Tecnológico Alexander Fleming, sobre el sonado caso “LA MAFIA DE TÍTULOS FALSOS”. Esta declaración por parte del testigo, cuya identidad es de extrema reserva, narra a detalle cada oscuro movimiento de lo que se convirtió en un infame negocio dentro de la entidad estatal encargada de velar por la educación de toda una región; y que obtuvo miles y miles de soles de ganancias producto del accionar delictivo.

El hombre incógnito encargado de brindar la información detallada al Ministerio Público, sin duda, es pieza clave en la investigación fiscal; pero, sus testimonios levantan sospechas, por el conocimiento detallado de una operación secreta que se manejaba en torno a la emisión de títulos fraudulentos, es por ello, que no se descarta que haya tenido participación directa en los hechos delictuosos que son materia de investigación por parte de la Fiscalía Especializada Contra la Criminalidad Organizado.

OvejaNegra, accedió en exclusiva a la declaración testimonial, documento que se ha convertido en instrumento base para la investigación que sigue la fiscal Jennifer Ludeña Meléndez, quien logró 36 meses de prisión preventiva para los exgerentes regionales de Educación de La Libertad Rafael Moya Rondo y Willard Loyola Quiroz, y otros 12 presuntos integrantes de esta organización criminal.

El testigo con código de reserva, narra a la fiscalía cómo operaban los funcionarios de la gerencia regional de Educación, con un orden estricto de los sucesos, paso a paso, lo que hace presagiar que esta persona no habría sido ajena a la mafia criminal.

De acuerdo al análisis y opinión del periodista y ex fiscal, doctor Alfredo Galindo, la condición del testigo con identidad secreta, no lo exime de culpa ante una posible responsabilidad en este sonado caso. “En el supuesto que esté involucrado en hechos mayores, ya no puede ser testigo con reserva, sino pasa a la condición de colaborador eficaz. Podría tener el beneficio de no ser procesado, pero depende la estrategia del fiscal, porque cabe la posibilidad que el testigo colabore con la justicia, pero sus argumentos estén direccionados para favorecer a unos y perjudicar a otros”, remarca el abogado Galindo.

“Algunos presuntos responsables hay que tenerlos en la condición de testigos, porque como imputado tiene derecho a guardar silencio, y eso puede perjudicar la investigación, pero como testigo puede facilitar la información necesaria; sin embargo, en el camino de la investigación puede pasar a la condición de procesado, según lo convenga el fiscal”, agrega el ex miembro del Ministerio Público.

En este orden de ideas, como testigo con código de reserva puede pasar a colaborador eficaz, si en caso no satisface las expectativas del fiscal, podría pasar a ser imputado, es decir, procesado.

Las investigaciones contra los miembros de esta organización criminal han quedado suspendidas, por el momento, debido al estado de emergencia que afronta el país a causa de la pandemia mundial del coronavirus. No obstante, los falsos maestros que obtuvieron sus títulos producto de esta mafia, continúan desarrollando, muchos de ellos, clases virtuales a miles de estudiantes. Un hecho detestable, que pone de manifiesto el precario sistema educativo que se vive en nuestro país, muchas veces, por culpa de la corrupción.

Aquí les dejamos la declaración testimonial del testigo con código de reserva