Así fue la cosa. De un lado, una coyuntura política-policial de lo más desoladora, con una imagen tétrica de un exmandatario, Alan García, quien en un momento de suma tensión, tuvo la decisión de dispararse en el cráneo, perdiendo la vida horas después.

Y del otro, un post apresurado de la Municipalidad Distrital de Moche, dejándose llevar quizá, por algunas informaciones malintencionadas, publicó en su Fan Page oficial, un sentido mensaje de pésame, cuando aún la situación médica de la exautoridad, era de pronóstico reservado.

Ante ello, el equipo de OvejaNegra advirtió tal disparate, y lo publicamos con un tenor bastante humorístico y hasta exhortativo. Acto seguido, la autoridad edil del distrito mochero, Arturo Fernández, intentó ‘cuadrarnos’ amparándose en una aparente falta de información en temas médicos.

Y no paró allí, siguió aduciendo diciendo que “no necesita ver medios oficiales», para enterarse. Algo bastante discutible.

Nosotros, fiel a nuestro estilo, le respondimos con contundencia y sin faltar el respeto, como corresponde.  Tranquilo alcalde, es más fácil reconocer el error que entablar en una discusión insulsa que no llevará a nada productivo.

Finalmente, es prudente decir que, hacemos extensivo nuestra congoja a los familiares, amigos y militantes de la estrella que se vean afectados por la abrupta muerte del líder aprista.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, texto