Para manejar la complejidad que conlleva el tema, la Dra. Bracho Sánchez les dice a las familias que nunca juzgaría a los padres ni los acusaría de amar menos a sus hijos si tienen miedo a las vacunas. Ella solo pide que hablen de eso.

Aplicarse las vacunas infantiles puede llevar años, pero siempre hay padres escépticos a las vacunas.

Ahora está aplicando esas experiencias ganadas con tanto esfuerzo a hablar con los miembros de su propia familia que dudan en recibir la vacuna contra el COVID-19.

«Estas son vacunas nuevas y eso viene con una reacción y un miedo que es muy real», dijo. «Creo que también debemos recordar que existe una gran desinformación».

Sus habilidades, y las de los pediatras como ella, pueden ayudarte a hablar con tus propios seres queridos sobre cómo protegerse contra el COVID-19.

La indecisión por las vacunas se está reduciendo

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. Foto. Internet

Más de 100 millones de estadounidenses han recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., CDC.

Y la apertura a la vacuna está aumentando. El 74% de los estadounidenses informan que están dispuestos vacunarse contra el COVID-19 o que ya han recibido una vacuna, según una encuesta de Gallup publicada el 30 de marzo. Ese número ha aumentado desde el 65% a partir de diciembre.

Sin embargo, alrededor del 26% de los estadounidenses dicen que no recibirían una vacuna en este momento.

Lograr que el país supere el umbral de la inmunidad colectiva significa encontrar formas de persuadir al menos a una parte de las personas que aún dudan en vacunarse.

Dale espacio a la gente y escucha sus preocupaciones

Una reacción humana normal es tener miedo. Foto. Internet

Para muchos, la vacilación frente a la vacuna COVID-19 se manifiesta simplemente como un miedo a algo nuevo.

«Es una reacción humana normal tener miedo. El miedo es muy real. No te vuelve estúpido. Es normal», dijo Bracho Sánchez. «Están teniendo una reacción normal y tal vez no han podido sentarse a hablar con su médico».

Busca un momento para tener una conversación tranquila y racional, en la que ninguna de las personas esté enojada o pueda comenzar una pelea.

«Lo primero que diría es ‘Lo entiendo. Entiendo totalmente de dónde vienes y entiendo que estás preocupado por esto’», dijo Bracho Sánchez.

Mientras conversas con un ser querido, debes ser un oyente activo y empático, dijo ella.

«Si realmente te preocupas por alguien y estás tratando de ayudarlo a pensar en algo que podría ser beneficioso para su salud, si gritas, si eres condescendiente, si compartes demasiado que no están dispuestos a escuchar, es posible que se pierda ese vínculo y cierres la puerta para futuras conversaciones», dijo.

Como pediatra, Bracho Sánchez ha tenido éxito dando codazos a los padres en el transcurso de múltiples conversaciones.

Cita de datos científicos sobre las vacunas

Estudio tras estudio ha demostrado que las vacunas son seguras y efectivas para prevenir enfermedades. Foto. Internet

El escepticismo hacia las vacunas existentes, como las vacunas contra el sarampión, las paperas y la rubéola, ha sido impulsado por preocupaciones de un supuesto vínculo con el autismo, que ha sido refutado por un importante cuerpo de investigación.

Y el historial de las vacunas COVID-19 ha sido particularmente sólido. Las reacciones adversas son extremadamente raras y las vacunas fabricadas por Pfizer y Moderna, por ejemplo, han demostrado una capacidad para prevenir la enfermedad muy por encima del 90%.

«Creo que es importante tener en cuenta que cuanto más sepa un grupo de personas sobre la vacuna, es más probable que la tomen», dijo la Dra. Susan Bailey, presidenta de la Asociación Médica Estadounidense.

La semana pasada, Pfizer publicó seis meses de datos que muestran que su vacuna es segura y eficaz. Pasos como ese podrían ayudar a satisfacer a los que se resisten. Alrededor del 23% de los que se oponen a recibir la vacuna citan «esperar para confirmar que es seguro», según Gallup.

«Esa es otra pregunta común que la gente tiene, ‘Bueno, quiero esperar un poco y ver cómo va. Bueno, hemos esperado un tiempo y todo todavía se ve muy bien», dijo Bailey. «La conclusión es que el mayor riesgo es no recibir la vacuna y enfermarse de covid-19».

Ella recomendó que las personas se dirijan a Get Vaccine Answers, un sitio web creado por el Ad Council, que ofrece explicaciones claras sobre cómo funcionan las vacunas, cómo se autorizó su uso y qué se siente al vacunarse.

Hay muchas razones positivas para compartir.

Las personas que fueron infectadas y posteriormente vacunadas, informaron que se sienten mejor. Foto. Internet

«Otra estrategia es averiguar qué le interesa a esa persona y qué se ha perdido desde que comenzó la pandemia», dijo Bailey. «¿Echan de menos estar con familiares? ¿Echan de menos los eventos a los que solían asistir? ¿Ha comprendido esa persona que la forma más rápida para que todos volvamos a esas cosas que echamos de menos es que entre el 70% y el 80% de la población se vacune?».

Los CDC lanzaron otro incentivo el 2 de abril, actualizando sus pautas de viaje para decir que aquellos que están completamente vacunados pueden viajar con bajo riesgo para ellos mismos.

Algunas personas, que fueron infectadas y posteriormente afectadas por síntomas prolongados de COVID-19, han informado que se sienten mejor después de sus vacunas.

Historias como esa podrían ser una luz al final del túnel para aquellos que lo han pasado mal en la enfermedad por COVID-19.

Ayúdalos a programar la cita

Programación de cita para vacunación. Foto. Internet

Y, finalmente, las dudas sobre las vacunas podrían ser simplemente una cuestión de no estar seguro de cómo programar la cita y llegar al lugar de la vacunación.

«Ayúdalos a programarse», dijo Bracho Sánchez. «Especialmente la gente que tiene miedo dirá ‘Está bien, sí, creo que lo voy a hacer’. Y luego no lo hacen. A veces es solo porque la logística es un pequeño obstáculo».

Vayan juntos al sitio web del departamento de salud pública local. Ofrécete a llevarlos a la clínica para que sea un poco más fácil.

Fuente: CNN en Español