La presidenta de la Comisión de Ética, Janet Sánchez (PPK), fue la encargada de sustentar ante el Pleno del Congreso el informe aprobado en marzo en su grupo de trabajo. Durante su exposición, Sánchez recordó cronológicamente los hechos suscitados a finales de febrero cuando el periodista Erick Sánchez publicó en su cuenta de Facebook que existía un ‘parlamentario’ que acosaba a una mujer de prensa mediante una serie de mensajes subidos de tono a través de whatsapp. Días después, se conoció que fue Yonhy Lescano quien habría sido el presunto acosador.

Además, la oficialista puso énfasis al momento en que Lescano Ancieta negó -a inicios de marzo- en la Comisión de Ética que él era quien escribió esos mensajes.

Por ello, la Comisión de Ética recomendó sancionar con 120 días de suspensión a Lescano, además del descuento de haberes por haber infringido los principios de honestidad, transparencia y respeto. Todo lo actuado se derivará al Ministerio Público para las investigaciones del caso.

Yonhy Lescano hizo uso de su defensa y acusó a la bancada de Fuerza Popular y del Apra de estar detrás de su sanción debido a que él siempre ha sido alguien que responde a las acciones de las referidas bancadas.

«La Comisión de Ética ha hecho sesiones reservadas, ocultas para ver qué dijo el policía, qué dijo el periodista Erick Sánchez», manifestó. También dijo que él no tuvo derecho a la defensa en el grupo ético y no existió el debido proceso en un acto de venganza.

Lescano solicitó que sea la Policía Nacional quien haga el peritaje respectivo de los celulares de los involucrados. El acciopopulista dijo estar seguro que los chats publicados fueron editados lo que a su entender es una «falsificación de pruebas».

En ese sentido, presentó una serie de chats que no habían sido publicados donde se justificaría su inocencia. «Me voy a ir con la frente en alto y lo voy hacer siempre porque no hemos cometido ningún acoso ni ninguna falta ética», expresó en el Pleno.