Por Paul Acevedo
ex director Diario Satélite

Trujillo. Una esperanza se abre para la universitaria Ariana Pamela Ángeles Huertas, la joven de 18 años que lucha por recuperarse de las severas lesiones que le dejó la terrible caída sufrida desde una altura de 9 metros en el juego “Salto al vacío” del centro de diversiones “Mr. Joy” instalado en el Real Plaza, en Trujillo.

Tras cumplirse las 48 horas de la delicada operación a la columna vertebral que fue afectada por la caída, los médicos dejaron abierta la posibilidad de que vuelva a caminar pues la lesión no habría afectado la médula espinal.

Sin embargo, la recuperación total de la estudiante de Administración dependerá, también, de cómo siga reaccionando el cuerpo de la joven y del largo proceso de rehabilitación al que deberá ser sometida.

En tanto, Ariana Pamela será sometida a una nueva y prolongada operación quirúrgica de 10 horas aproximadamente. Con esta intervención se intentará reconstruir otra vez la mano y muñeca izquierda que no quedaron bien tras la primera operación. También se reconstruirán los talones que terminaron rotos.

Esta es la preocupación de los médicos pues las fracturas en estas zonas del pie son muy graves y severas y de no poder restaurarlas significarían una cojera permanente.

Los familiares aguardan con toda la esperanza y la fe puestas en el éxito de la operación para que la joven universitaria vuelva a casa pronto y pueda hacer una vida normal.

En cuanto al centro de diversiones «Mr. Joy», se esperan los resultados de las investigaciones por parte de las autoridades correspondientes para determinar a los responsables.