TRUJILLO. En pleno estado de emergencia a causa de la propagación del coronavirus, los discursos dados por el gobernador regional de La Libertad, Manuel Llempén Coronel, distan mucho de la triste y nefasta realidad que ha diario padecen los trabajadores y usuarios de los hospitales públicos de nuestra región. La situación que atraviesa el Hospital Belén de Trujillo es preocupante. Un terrible caos se ha apoderado de este nosocomio, donde la ineficiencia e ineficacia administrativa parecen ser más letales que la propia pandemia.

OvejaNegra, accedió a documentos que revelan el reiterativo pedido de insumos de protección personal para los trabajadores que a diario exponen sus vidas para salvaguardar la de los pacientes; sin embargo, no cuentan con la logística necesaria, tales como mandiles, guantes, tapabocas, etc, para hacer frente a un eventual contagio del virus.

El Sindicato Provincial de Enfermeras del Hospital Belén de Trujillo, hizo el primer pedido formal ante la jefa del Departamento de Enfermería de este nosocomio, Liliana Sandoval Huamán, con fecha 19 de diciembre de 2019; ante la negativa de respuesta, hizo el segundo pedido con fecha 13 de marzo de 2020, en donde claramente advierten el riesgo al que está expuesto el personal de enfermería, por lo que se hace necesario y obligatorio contar con insumos de protección personal acorde a la norma ISO de transparencia y seguridad en el trabajo.

Estos son los dos documentos reiterativos. Uno con fecha 19 de diciembre de 2019; y el otro, 13 de marzo de 2020, donde el Sindicato de Enfermeras del HBT, advierten el riesgo al que se expone el personal de enfermería, por lo que urge se les abastezca de insumos de protección personal de calidad.

OvejaNegra, logró comunicarse con el director ejecutivo del Hospital Belén de Trujillo, dr. Juan Manuel Valladolid Alzamora, quien negó exista la falta de implementos de seguridad personal en el hospital que él dirige.

“Esa información del Sindicato de Enfermeras del Hospital Belén de Trujillo tiene trasfondo político, por eso vamos a denunciar ante la Defensoría del Pueblo y luego ante el Ministerio Público a aquellas personas que están generando obstrucción y desprestigio de la institución”, señaló el director Juan Valladolid.

Al cuestionarle su permanencia en el cargo de director del HBT, donde se hace necesario su trabajo y participación activa en este estado de emergencia, el cual no puede realizarlo por ser una persona vulnerable al coronavirus, dado a sus 69 años de edad, Valladolid señaló: “Yo no me aferro al cargo, pero no es culpa mía que el gerente regional, Constantino Vila, haya decidido que las labores en campo las realice la sub directora, Balbina Vereau”.

Pero este no es el único problema que padece el Hospital Belén de Trujillo. Por segunda vez, colapsó la red de desagüe, generando malestar en el personal y pacientes de emergencia adultos. Las aguas contaminadas transcurrían por los pasadizos del hospital, mientras que el personal de salud intentaba frenarlas haciendo uso de escobas y trapeadores. Al consultarle sobre esta situación al director ejecutivo, minimizó el hecho y dijo que se trató de un simple atoro.

En plena pandemia por Coronavirus, desagüé colapsa en el Hospital Belén de Trujillo. Es la segunda vez que ocurre; sin embargo, director ejecutivo Juan Valladolid, dice: “es solo un atoro”