A través de la disposición N° 01-2020-2° FSP-SANTA-MP-FN, su fecha 18 de diciembre de 2020, la Segunda Fiscalía Superior del Santa ha dispuesto APERTURAR INVESTIGACIÓN PRELIMINAR contra el magistrado RICARDO MANUEL ALZA VASQUEZ, juez titular del Primer Juzgado Civil de Chimbote, como autor del presunto delito contra la administración pública – delitos contra la Administración de Justicia en la modalidad de prevaricato en agravio del Estado y la Universidad Católica de Trujillo, se dispone, además, actuar algunas diligencias preliminares entre las cuales resaltan la citación a los señores GUILLERMO EVARISTO MEDINA SANJINEZ Y JULIO DOMÍNGUEZ GRANDA, quienes, como se recuerda, participaron de manera activa en todo el proceso de fusión con la UCT, y que ahora, el primero de ellos, estaría buscando anular la referida fusión.

Asimismo, se ha citado al alumno EDER ZEBASTIAN ALEJOS TORRES para que rinda su declaración en relación a los hechos materia de investigación. Recordemos que Alejos Torres fue uno de los 3 alumnos que impugnaron en sede judicial el Acuerdo de Asamblea Universitaria que aprobó la Fusión, por lo que no cabe duda que su declaración es de vital importancia para el esclarecimiento de los hechos, inclusive para deslindar cualquier tipo de responsabilidad que pudiera tener, toda vez que esta persona participó y firmó en señal de conformidad el Acta de Sesión Extraordinaria N° 007-2019 de la Asamblea Universitaria de la ULADECH, celebrada  el 05 de diciembre de 2019 y que acordó Aprobar la Fusión entre ambas universidad, ante la eminente negativa al licenciamiento por parte de SUNEDU.

Recordemos que dentro de los fundamentos de la denuncia se señala que el Magistrado ordenó emplazar a una persona jurídica inexistente (Ex ULADECH), asimismo, al declarar fundada la demanda, prescindió de la actuación probatoria y, además, extinguió la posibilidad de una doble instancia.

El juez Alza Vásquez habría ignorado la fusión que conocía perfectamente y dolosamente habría declarado la nulidad de los acuerdos societarios de una persona jurídica inexistente, desconociendo la norma de la materia sobre la vigencia del acuerdo de fusión y su evidente implicancia en todo proceso judicial de la persona jurídica que sí existe (absorbente), además de haber amparado la demanda interpuesta por el alumno Alejos Torres, que en su oportunidad estuvo de acuerdo con la fusión, su firma en el acta, en señal de conformidad, es prueba indubitable de ello.

Por su parte, los representes de la Universidad Católica de Trujillo aseguraron estar atentos al trámite de dicha denuncia, en donde, refieren, se espera el actuar diligente de las autoridades del Ministerio Público, en aras de sancionar las conductas injustas y que tienen connotación penal, más aún si provienen de un juez quien es el llamado a impartir justicia.