ESPAÑA. La justicia de España aprobó hoy la extradición del exjuez supremo César Hinostroza por los presuntos delitos de tráfico de influencias, patrocinio ilegal y negociación incompatible. Sin embargo, rechazó hacerlo por organización criminal. La primera sección de la Audiencia Nacional española aceptó el pedido de extradición del Gobierno peruano, apoyado por el Ministerio Público español, en donde se dejaba constancia las investigaciones que se desarrollan en Perú por presuntamente ser líder de la organización criminal ‘Los Cuellos Blanco del Puerto’.

La justicia de España también rechazó las «alegaciones de Hinostroza en contra de su extradición, como la persecución política o el estado de las prisiones peruanas y la imposibilidad de garantizar la seguridad y dignidad en el cumplimiento de la pena».

«Acceder en fase jurisdiccional, y sin perjuicio de la última decisión que corresponde al Gobierno de la Nación, a la solicitud de extradición del nacional peruano César Hinostroza Pariachi, solicitada por el Estado del Perú, en virtud del Orden de detención y captura internacional emitida al 18-10-2019 por el Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria de la República para ser enjuiciado por unos hechos que constituirían un delito de patrocinio ilegal, tráfico de influencias, negociación incompatible», reza el documento.

La decisión de la alta jurisdicción judicial española no es definitiva porque Hinostroza puede acudir ante el mismo tribunal y si se confirma el fallo, el gobierno de España tendrá la última palabra para decidir si regresa o no al Perú para que enfrente las acusaciones que se le imputa.

Como se recuerda, el exmagistrado fugó del Perú por la frontera con Ecuador, con el apoyo de una funcionaria de Migraciones, con destino a España, en octubre de 2018. Huyó a pesar de que tenía impedimento de salida del país. Este hecho llevó al entonces ministro del Interior, Mauro Medina, a renunciar al cargo.

En España, el juez José de la Mata había dictado prisión preventiva contra César Hinostroza mientras duraba el proceso de extradición, pero la decisión fue revocada por otra instancia, el pasado 11 de abril, y se le concedió libertad provisional al considerar que el riesgo de fuga había disminuido.