Luego de una reunión que se extendió por nueve horas, representantes del Ejecutivo, de diferentes comunidades de Challhuahuacho y de la empresa MMG llegaron a un acuerdo previo que deberá ser ratificado por los comuneros que hace 62 días mantienen bloqueado el ingreso a la mina Las Bambas.

El mencionado documento fue suscrito por el titular del Consejo de Ministros, Salvador del Solar; el presidente de la comunidad de Fuerabamba, Gregorio Rojas; el gerente general de la Minera Las Bambas, Edgardo Orderique, y el presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, monseñor Miguel Cabrejos.

El acta de la reunión refiere que la comunidad de Fuerabamba “restablecerá y liberará el tránsito en la carretera que atraviesa el fundo Yavi Yavi”. De esta manera, se permitiría el libre tránsito de los vehículos de la minera, para que esta desarrolle sus actividades.

Sin embargo, los representantes de distintas comunidades de Challhuahuacho aún deben informar mañana si aceptan los términos del acuerdo y desbloquean la vía. De ser así, el Ejecutivo levantará el estado de emergencia en dicho distrito.

El Gobierno, asimismo, se compromete a enviar una comisión de alto nivel el próximo 11 de abril, la que estaría integrada por los ministros de Transportes (Edmer Trujillo), Desarrollo e Inclusión Social (Paola Bustamante) y Salud (Zulema Tomás), para iniciar recién un diálogo de desarrollo con toda la provincia de Cotabambas, así como con sus autoridades.

Se añade que el Premier asistirá para iniciar el proceso de diálogo, sin embargo, aún no se tiene prevista una fecha.

Asimismo, se afirma que Fuerabamba y la empresa llegaron a un “acuerdo económico” mutuamente satisfactorio.

También se revisarán los acuerdos suscritos entre la comunidad y la empresa consignados en un documento del 2009. Este podría ser visto el próximo mes.

Previo al inicio del diálogo con las autoridades, Rojas defendió una vez más a sus asesores legales, los hermanos Frank y Jorge Chávez Sotelo.

Al ser consultado sobre el audio revelado en el que Frank Chávez le pide a los comuneros culpar a la Policía por la quema de carpas, se limitó a contestar: “Nosotros sabemos que los audios no son sus voces. No reconozco las voces”, expresó.

Precisamente, los abogados y Carlos Vargas, expromotor en el área de Relaciones Comunitaria de la compañía MMG, fueron recluidos ayer en el penal de Quencoro (Cusco) donde cumplirán los 36 meses de prisión preventiva que dictó el Poder Judicial.

El caso de ambos no fue mencionado en el acuerdo.